miércoles, 12 de octubre de 2011

Tomates Huerta de Carabaña

Encontrar un tomate con sabor a tomate más que una perogruyada parece la búsqueda del santo grial gastronómico.

Todos recordamos sabores intensos de tomates maduros, a veces recién cortados que hoy llevan a pensar si nuestra memoria es tan selectiva que realmente creamos artificialmente esos sabores o bien las sobreexplotaciones, los pesticidas y sobre todo, la dichosa manía de recogerlos antes de tiempo y dejarlos madurar fuera de la mata son los responsables de la anulación casi completa del sabor.

Es cierto que algunas variedades, sobre todo el raf, poseen una regularidad mayor pero también es cierto que con precios que a veces superan los 10 euros por kilo, los experimentos basados en el "prueba y error" deben reducirse a la mínima expresión.

Al final he tenido la suerte de probar algunos tomates sabrosos provenientes de Segovia, del País Vasco, de Zamora, pero casi siempre han sido de manera aislada y estacional por lo que no puedo recomendarlos de manera genérica, ni siquiera la temporada idónea de cada uno de ellos.

Una excepción con la que me encontré hace unas semanas en ese pequeño reducto de la regularidad que es Frutas Charito (claro ejemplo de que es preferible limitar la gama de productos a cambio de ofrecer una elevada calidad media en lo que está disponible) con unos tomates de una zona de la provincia de Madrid, Carabaña, famosa en su día por los beneficios terapeúticos de su agua. Ya tenemos un buen punto de partida.

En este caso, La Huerta de Carabaña apunta maneras desde la presentación del producto, en una pequeña caja de cartón que esconde seis unidades del producto de alguna de sus cinco variedades (morao de Carabaña, rosa, corazón del Tajuña, caraca o muchamiel). Maduros, carnosos, de tonalidad oscura e intensa, con sabor "a tomate" que merecen únicamente un pellizco de sal y algo de aceite de oliva (virgen extra, por supuesto).

Si los prueban, comenten que les parecen y mientras tanto, que ustedes lo disfruten.

@ladespensadeJAC